Acantilados de granito, una escalada salvaje

Año 1988: Javier Carreras, pionero de la deportiva en Galicia, escala «Rainman», una gran placa de séptimo grado en el sector La Ventolera de los acantilados del Cabo Prior (A Coruña, Galicia).

Solo unos años antes se anunciaba así el nacimiento de esta escuela:

«Se ha descubierto una nueva estrella en la Península, el Cabo Prior, con unos muros por los que ningún pescador puede subir».

Ya antes se escalaba en Galicia en zonas como el Peton do Xalo o el Eume, donde destacaron escaladores como los hermanos Casal y Carreño, o los más jóvenes Alex, Josiño, Gorito, Luis Dequit, encabezados por la cordada de Finuco y Fausto Blanco (una muestra fue la liberación de la fisura «Jesús» por @martinezfinuco en Peton do Xalo en 1982, considerado el primer 7b español).

El nuevo paso para la deportiva vino de la mano de escaladores como Miguel Seoane, José A. Vilar o el escalador de la foto, Javier Carreras, que le dieron un impulso definitivo a la escalada deportiva en en los noventa.

Hoy en día estos acantilados de granito siguen ofreciendo una escalada salvaje, con unas 80 vías en las que se combina el equipamiento deportivo con algunas rutas de auto protección.

Foto de @dariodesnivel.