Las vías de placa más duras

Adam Ondra en Disbelief 9b ¿la placa más dura del mundo?

‘Disbelief’ 9b Adam Ondra

Adam Ondra comenta sobre la vía “Parece de locos, un muro vertical sin casi presas”. “Pero es guay…”. confiesa con cara de aceptar el reto 🤪. Lo puedes ver en Red Bull en la película Reel Rock 13 que recoge los intentos de Adam Ondra en Fight Club y la primera ascensión de Disbelie

Y después de días de intentos (en los que incluso rompió una presa), al final ha conseguido resolver la vía y apuntarse la primera ascensión: “Ha sido un día duro. Estuve a punto de abandonar. Después de dos intentos, llegué al paso clave (que, de hecho, es un movimiento de pies) totalmente fresco, pero me resbalé como por decimoquinta vez. No aparecía la luz al final del túnel, a pesar de que había hecho el movimiento diez días atrás para luego caerme dos pasos más arriba. En mi tercer intento del día, sorprendentemente, ni me resbalé ni caí. No se me ocurren otras vías en las que haya estado tan cerca de mi límite”.

 «Cryptography» 9b, en la zona suiza de Saint Loup

Alessandro Zeni hizo «Cryptography» en mayo de 2020, proponiendo 9b. Esta línea de Saint Loup (Suiza) combina los tramos más duros de ‘Bain de Sang’ 8c+/9a y de ‘Bimbaluna’ 9a/+.

Hablar de Bain de Sang y Bimbaluna es tratar con la misma historia de la escalada. Es evocar nombres de pioneros como los hermanos Fred Nicole y François Nicole, sus respectivos aperturistas y autores de ambas primeras ascensiones, y de Josune Bereziartu, que logró el primer 9a femenino de la historia con Bain de Sang (posteriormente decotada a 8c+/9a) y fue más allá con Bimbaluna 9a/+.

Cryptography añade un tramo final mucho más duro a Bain de Sang, cuya primera parte se estima ya cercana al 8c (7C+/8A de bloque)… O bien agrega una primera sección mucho más exigente a Bimbaluna, cuyo tramo clave se halla en la parte alta y consta de diez movimientos sobre una placa lisa estimados por ellos mismos en un grado de 8B.

«Energía cósmica» 9a+, en la zona de Bilico

«Energía cósmica», en la zona de Bilico, junto a los Dolomitas italianos, es una de las placas más difíciles del mundo, una vertical línea de 25 metros de micropresas, con primera y de momento única ascensión a cargo de Alessandro Zeni @zeni.ale, que la hizo en noviembre de 2018, proponiendo 9a+. 📸 por @Ruggero Alberti.

"Energía cósmica", en la zona de Bilico 📸 por @Ruggero Alberti
«Energía cósmica», en la zona de Bilico 📸 por @Ruggero Alberti

«Una vía que representó mucho para mí y a la que dediqué dos años enteros de mi tiempo hasta desentrañarla. Que todavía hoy considero la placa perfecta en el lugar perfecto.

9a+ es una dificultad que quizás signifique poco hoy en día, pero que para mí tuvo un valor mucho más profundo, porque no era solo un número, sino un sueño que luego se hizo realidad…

Solo uno mismo sabe realmente qué hay detrás y las motivaciones que te impulsan a continuar.
Un sueño. Un sueño y mil razones para no rendirse, para ir más allá, para llegar a ser lo que aún no eres pero tal vez serás.

Estás solo en todo esto y las máscaras no sirven de nada, no te ayudarán. Descubre lo que vales, acéptalo y parte desde ahí.
¿Quieres ir más lejos?
El camino es solo uno y, por largo y difícil que sea, hay que recorrerlo entero.
Entonces te caes, te marchas, crees en ello aún más… te vuelves a caer.
La vida requiere suerte, ¿no? Pero estoy convencido de que, cuanto más te esfuerces, más suerte tendrás 🌀».

Alessandro Zeni