Peñarrubia

De las escuelas de la zona centro, ésta es la más pequeña, la que menos rutas concentra y, quizá, la que tenga menos interés desde el punto de vista del escalador quisquilloso. En cambio su ubicación, con vistas al Cerro de San Pedro, La Pedriza y Cuerda Larga y alejada de la carretera, convierte a Peñarrubia –especialmente en invierno– en una válvula de escape de la masificación y el “mundanal ruido” que impera en las zonas de alrededor. Es probable que su aproximación de 20 minutos eche para atrás a más de uno.

Por Jose Yáñez

Escalador e informático y viceversa; coautor de la Guía de Escalada en Cuenca y administrador de www.oneclimber.com y otras webs de montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 6 =