*

Como escaladores somos privilegiados testigos de las maravillas que nos regala la naturaleza

Nuestro disfrute está en los relieves de la roca que nos obsesionan, en el soplo de viento que nos refresca la cara en un reposo, en los atardeceres que nos envuelven cuando estamos recogiendo el material, en esos inesperados arcoíris… Y tantos otros momentos que no serán posibles en el planeta contaminado y arrasado que vamos dejando a nuestro paso.

Por esas y mil razones más desde aquí apoyo El Día Mundial del Medio Ambiente

La foto es de Peter O’Donovan con el escalador Dani Andrada en el sector Ventanas de Rodellar.

Deja un comentario

doce − 8 =