*

¿Los cascos de escalada salvan vidas?

Los cascos de escalada son buenos protegiendo contra algunos tipos de impactos, pero no otros. A principios de 2002, Rod Willard, un escalador de hielo consumado, estaba asegurando en Fang, Vail (Colorado), cuando un bloque de hielo de aproximadamente 180 kilos se rompió y le golpeó en la cabeza. Estaba usando casco, pero murió en el acto.

Rick Vance, del equipo técnico de Petzl América, explica que los cascos de escalada están considerados como equipo personal de protección de categoría 2, porque no pueden garantizar la protección contra todos los riesgos para los que, se supone, están diseñados.

“Un casco te puede proteger contra una roca del tamaño de una bola de golf, pero no te puede proteger de un bloque del tamaño de un microondas que cae desde 20 metros”, alega Vance.

Los escaladores deben ser conscientes de los límites de los cascos y deberían evitar situaciones como escalar bajo otras cordadas

Un peligro menos obvio es el que se denomina la “homeostasis del riesgo”, la teoría que dice que los humanos asumen mayores riesgos cuando se sienten más protegidos. Si el llevar un casco te tienta a hacer un paso peligroso, ¿de verdad crees que estás más seguro? Es muy difícil demostrar que los cascos de escalada salven vidas, a pesar de las muchas anécdotas que sugieren que sí que lo hacen.

En su página web, Petzl ha recopilado historias de escaladores que juran que el casco les salvó la vida. Leyendo estos relatos, y mirando las fotos de los cascos destrozados, podrías llegar fácilmente a la conclusión de que estos escaladores “seguro que estarían muertos” si no fuera por el casco.

El casco reduce la gravedad de una lesión en determinados tipos de accidentes

En 2007, el British Mountaineering Council encuestó a casi 500 escaladores que habían sufrido lesiones en la cabeza, desde mínimas a severas. Llegó a una conclusión: “Usar el casco reduce significativamente las probabilidades de sufrir una lesión en la cabeza severa o importante; aquellas personas que no usaban casco eran el doble de propensas a sufrir una lesión severa en la cabeza que las que sí que lo usaban”.

“Los cascos probablemente no prevengan de la muerte [entre escaladores]”, dice el doctor Van Tilburg. “Los escaladores mueren cuando, tras una gran caída, sufren politraumatismos severos. Así que la pregunta es: ¿son los cascos útiles para prevenir las lesiones en la cabeza? Yo diría que definitivamente sí, lo son. Cuanto más grande la caída, probablemente menos efectivo será el casco para prevenir una conmoción cerebral, y tampoco previene las llamadas lesiones de contragolpe, en las que el cerebro se mueve dentro del cráneo y rebota contra el lado opuesto. De lo que no hay duda es de que en una caída que no resulte mortal, el casco absorbe algo del impacto”.

 

Deja un comentario

diez − cinco =