*

Tramposas. Cintas express alargadas

Tramposas
Tarde o temprano darás con un paso en el que una chapa te queda tan a desmano que no puedes chaparlo. Quizá te faltan sólo tres dedos o eres tan bajo que siempre has de estirarte como un condenado para mosquetonear el seguro salvador.

La solución es una “tramposa”, una cinta exprés rigidificada que equivale a ser unos cuantos centímetros más alto.

Cómo son

En su parte superior es un mosquetón con un sistema de pletinas-gancho que se deja abierto y se cierran nada más rozar el orificio de mosquetoneo. Con estas cintas hay una ganancia de altura de unos 10 centímetros. Y la cinta central rigidifcada.

Un apaño casero es usar un trozo corto de manguera de regar. Ganancia de altura: de 20 a 30 centímetros.

Hay que estar pendiente de que el movimiento de la cuerda al escalar no provoque autoaperturas por sorpresa del gatillo inferior o superior.

Si recurres al esparadrapo para rigidificar el conjunto. Hay que tener claro que el adhesivo del esparadrapo puede disminuir la resistencia de su poliamida (aunque no hay estudios sobre ello).