Naranjo de bulnes, cara este: Amistad con el Diablo

naranjo-de-bulnes-urriellu_via-amitadconeldiablo
  • Version
  • Descargar 276
  • File Size 261.97 KB
  • File Count 1
  • Create Date 11 octubre, 2013
  • Última actualización 11 mayo, 2016

Naranjo de bulnes, cara este: Amistad con el Diablo

Sin lugar a dudas, se trata de una de las mejores vías del Naranjo de Bulnes, quizá la mejor de la cara este. Si no fuese porque se encuentra a la sombra de la imponente cara oeste, esta pared sería un objetivo prioritario para muchos más escaladores.

Descripción largo a largo

L1 (35 m, III+): comenzar a escalar por debajo y a la derecha de la gran “entosta” característica del centro de la pared. Subirse encima de ella hasta llegar a la R1 equipada con dos parabolts.

L2 (30 m, IV): seguir recto por placas difíciles de proteger hacia una pequeña entosta bajo la que se encuentra la R2 también equipada con dos parabolts.

L3 (25 m, IV+): la tercera reunión se ve desde la segunda y está situada sobre una pequeña repisa y equipada con dos parabolts.

L4 (25 m, V+): salir recto desde la tercera reunión en dirección a un primer parabolt situado unos metros por encima. Después “navegar” por el mar de placas buscando los agarres y los seguros. El paso clave es una placa de agarres pequeños y algo romos, está equipado con dos parabolts y un cordino en un puente de roca. La reunión está un par de metros más arriba y a la derecha. R4 equipada con dos parabolts pero sin argolla como las anteriores.

L5 (35 m, V expo): no conviene subestimar el grado de este largo, a pesar de ser fácil, si no se escala con serenidad y con el instinto necesario para encontrar el itinerario correcto, es fácil equivocarse de dirección y encontrarse en una situación delicada ya que los seguros alejan bastante. Salir de la R4 en diagonal a la derecha hacia un parabolt, hay un espit viejo y oxidado a la izquierda que pertenece a la vía Capricho de Venus. Después girar a la izquierda hacia otro parabolt y, al pasarlo, seguir en diagonal a la derecha hacia un muro con agujeros (Camalot nº2) por el que se continua recto hacia el tercer parabolt. Alcanzar la R5 que también está equipada con dos parabolts sin argolla.

L6 (40 m, V expo): salir recto hacia un pequeño techo en cuya fisura se pueden colocar los Camalot 0,75 y 0,5. Estos primeros metros son delicados y difíciles de proteger, conviene no subestimar el grado y visualizar bien el itinerario. Desde el techo seguir en travesía a la izquierda hacia un cordino en un puente de roca y al alcanzarlo continuar recto “navegando” entre placas y canalizos. Pasar otropuente de roca y seguir recto hacia la base de un diedro donde hay una repisa cómoda. Seguir el diedro que queda a la izquierda para alcanzar sin más dificultades una terraza amplia y cómoda donde está la R6 compartida con la vía MartínezSomoano y equipada con dos espits.

L7 (25 m, IV): empezar con una travesía a la derecha sobre una gran oquedad hasta llegar a un espoloncillo. Montarse encima de él y continuar recto. La reunión queda unos metros más arriba y a la derecha en una pequeña repisa. Está equipada con dos clavos y cordinos y coincide con la R6 de la vía Cepeda.

L8 (45 m, IV): los dos largos siguientes coinciden con el séptimo y octavo de la vía Cepeda. Salir de la reunión hacia la izquierda y escalar un diedro inclinado en el que hay dos clavos. Después del segundo, situado al final del diedro, escalar una placa siguiendo unos canalizos hasta unas repisas en las que hay que continuar a la derecha hacia una terraza cómoda en la que se encuentra la reunión equipada con 3 clavos.

L9 (20 m, 6a): escalar un pequeño escalón situado sobre la reunión hasta estar justo debajo del parabolt que protege el paso más difícil de la vía. A la altura de esa chapa comienza un diedrobavaresa cuyos agarres y apoyos de pies se encuentran bastante pulidos. Superar el parabolt (6a o A0) y poco más arriba colocar un Camalot rojo (nº1), salir del diedro, llegar a una repisa sobre la que hay un clavo y seguir escalando por terreno fácil hasta un cordino colocado sobre el bloque al que hay que subirse para entrar en el agujero que, desde la cara este, da acceso al anfiteatro de la cara sur. Es recomendable entrar en este pasadizo con los pies por delante y quitarse antes la mochila. La vía finaliza en los dos parabolts situados al otro lado del agujero.

Desenso desde la cumbre

Para bajar de la cumbre del Urriello la opción más sencilla y la más utilizada es la línea de rápeles situada junto a las reuniones de la vía Sur directa o Directa de los Martínez de la cara sur.

Con cuerdas de 60 metros en tres rápeles, se puede bajar directamente hasta el suelo, saltándose la 3ª y la 1ª reunión. Con cuerdas más cortas, hay que hacer todos los rápeles. Realmente es mejor bajar utilizando los anclajes situados a unos pocos metros a la izquierda de las reuniones evitando las aglomeraciones así como la caída de piedras. Desde la cumbre descender primero por la arista y luego por una pequeña canal hacia el sur (II) para atravesar al final de la canal hacia la izquierda (sentido descenso) en busca del primer rápel situado en la parte superior de una llambría lisa y poco empinada. Un rápel de 50 metros nos llevará hasta otra reunión al lado de un nicho (agujero).

Desde allí otro rápel de 55 metros por terreno más vertical hasta una repisa donde encontraremos la segunda reunión de la Sur directa. Y otro rápel de algo más de 50 metros hasta el suelo. En todas las reuniones hay dos anclajes independientes, uno de ellos con parabolt inox y argollas y el otro con parabolts y cadenas.

Material necesario

10 cintas exprés, juego de friends desde el 0,3 de los Camalot de BD hasta el nº2, casco imprescindible.

Aproximación a pie de vía

Desde el refugio de la Vega de Urriello (tel.: 985 92 52 00) debemos salvar un desnivel de 238 m. Hay que salir por el sendero que comienza en la fuente que hay junto al mismo. Empezar descendiendo para llegar a la entrada de la canal de la Celada. Una vez allí el sendero gira a la derecha para empezar a ganar altura por el lado izquierdo de la canal. A la derecha quedan unos buenos vivacs cobijados bajo grandes rocas. Alcanzamos un pequeño rellano junto al que suele haber un nevero que resiste casi todo el año. Aquí el sendero, marcado con hitos, gira a la izquierda para seguir ascendiendo hacia un pequeño y estrecho corredor por el que hay que pasar. Atención a las piedras sueltas en esta zona. Tras superar este abrupto tramo se llega a otra zona en la que la pendiente se suaviza y el sendero empieza a girar a la derecha para dirigirse a la base de la pared este del Urriello. La vía comienza en el centro de la pared. El primer largo acaba encima de la gran entosta situada en la base y en el centro de la pared.

Por Jose Yáñez

Escalador e informático y viceversa; coautor de la Guía de Escalada en Cuenca y administrador de www.oneclimber.com y otras webs de montaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =