Una segunda vida para la cuerda

Hemos visto otras propuestas con las cuerdas viejas, pero nunca una tan laboriosa.

Deja un comentario

15 − doce =